domingo, 26 de julio de 2015

Punto Malla a dos agujas

En verano, y depende donde vivas, es más difícil lucir prendas tejidas. En mi caso Madrid tiene menos opciones, con facilidad pasamos del abrigo al tirante y las prendas tejidas, pasan a segundo plano.






Así que para poder seguir alimentando esa adicción la mejor opción es recurrir a prendas calada: rebecas, chales, fulares, alguna camiseta.

Porque si es cierto que en las noches de finales de mayo o de agosto, se puede agradecer echarse algo sobre los hombros, mientras tomamos esa estupenda cerveza en una terraza.




O como no, cuando vas al cine o a un local cerrado y te ha tocado el "chorro" del aire acondicionado.

Este mes de julio he tenido una boda, así que pensé que podía tal vez llevar una prenda tejida y que fuera apropiada.




Elegí un hilo brillante en color vino, que coordinaba con los colores de mi vestido, la calidad Cotton Viscose de Drops.


Material
El lugar de la celebración era en plena Mancha, así que imagínate el frío que podría pasar, por lo que busqué un punto muy muy calado, y opté por el punto malla a dos agujas.




Da a la prenda mucha ligereza, añadido a que el hilo es fino y tejido con agujas bastante gruesas!, del 7mm.


PUNTO MALLA:



Número impar de puntos

1ª Vuelta: 1 punto del derecho, *hebra, 2 puntos juntos del derecho*, repetir * hasta final de la vuelta.

Todas las vueltas pares del derecho

3ª vuelta: *Pasar un punto sin hacer, 1punto del derecho, pasar el punto sin hacer sobre el punto del derecho, hebra*, repetir hasta final de la vuelta y acabar con 1 punto del derecho.

Repetir estas 4 vueltas, hasta obtener el largo deseado.




















Si lo tejes en circular, las vueltas pares se tejen del revés. Las impares no cambian.




En este proyecto, eché 51 puntos que me dió una anchura de 50 x 126 cm. Una vez tejida la prenda tiende a encogerse en las orillas y el dibujo no se aprecia por lo que se bloquea con vapor la prenda y así obtenemos las dimensiones y el resultado deseado.



Resultado



Este punto lo puedes aplicar a todo lo que se te ocurra. También si te animas a algo muy útil como es una bolsa multiusos, marketbag, que te enseñé en otra entrada anterior, aunque esta tejida con dos agujas en lugar de ganchillo.







¿Te ha gustado?

¿En que aplicaciones se te ocurre usarlo?







1 comentario: