domingo, 13 de septiembre de 2015

Etiquetas!!!

Siempre que compras algo suele venir con su correspondiente etiqueta o las instrucciones de uso.




Con la lana y algodón pasa lo mismo y al igual que mirarías la etiqueta de un alimento para saber sus ingredientes debes tener en cuenta la etiqueta que acompaña a tus ovillos.

En ellos encontrarás datos necesarios para hacer la prenda, y una vez hecha como cuidarla.

Cuando un material es bueno, se puede volver a usar varias veces. La prenda que tejiste ya no la usas, te queda grande.. pequeña, cualquiera que sea la causa, puede hacer que decidas tirar del hilo, y volver a empezar.





Si ha pasado un tiempo y no guardaste la etiqueta te puede ser difícil saber que agujas usar, los datos para la muestra... etc.

Cada fabricante tiene sus etiquetas, como es evidente, pero en casi todos los datos son muy similares. 

En esta etiqueta encuentras símbolos de como tratar la prenda una vez realizada.






 Lavable a máquina a máximo de 40º
 Secado en horizontal
 Lavable en seco
 No usar legía
 No usar secadora
Planchar a un máximo de 110º



El número de ovillos que necesitas para tejer una prenda y su talla.



Las agujas recomendadas 



Los puntos y vueltas para hacer la muestra. En este caso son 16 puntos y 21 vueltas con agujas del 4.5mm


El material del que está hecho, en este caso: 53% de lana y 47% acrílico.

El peso 100 grs. y sus metros 220 mts., en ambos casos aproximados.






Y como no, el número del color y su tintada. Este dato es importante sobre todo en el caso que necesitemos más ovillos para la misma prenda, es recomendable tener el mismo color y tintada porque si no el tono puede cambiar.





No puede faltar la calidad con la que estás trabajando.

Existen más símbolos, depende de cada ovillo y de los materiales. 

Aunque todos estos datos los puedes encontrar en la web del fabricante, siempre está bien tenerlo a mano sin tener que encender el ordenador. 

Los datos en los que más me fijo cuando quiero adquirir material, suele ser de que está hecha, tiendo a evitar los 100% acrílicos, así como el grosor de las agujas y los metros que tiene. Este último dato me es importante porque si cambio de calidad podré calcular el número de ovillos que necesitaría.

Siempre te recomendaría que tus prendas tejidas, las laves a mano, aunque admita lavado en lavadora, porque es material delicado y merece la pena todo el cuidado posible. 

Si te decides a lavarla a mano, no retuerzas la prenda para eliminar el exceso de agua, es preferible dejarla apoyada en el lavabo o la bañera una vez fuera del agua antes de ponerla a secar, y siempre que puedas en horizontal.

Una vez seca a guardar... y a volver a usarla. Tendrás prenda para rato...

Desde hace un tiempo procuro guardar estas etiquetas, algo de sentimentalismo siempre hay, pero también porque nunca sabes si la podrás necesitar y el fabricante ya no hace ese producto, y poder saber que hilo es.

Hago una ficha junto con la muestra realizada antes de empezar la prenda, apunto el punto y como se hace además de guardar una hebra del hilo.
Me resulta útil sobre todo porque así puedo recordar que agujas usé y hay puntos que si no los anotas puede que después no sepas hacerlos.




Y sobre todo pienso que cuando pase el tiempo me gustará ver todo ese trabajo... como un álbum de fotos.

Recuerdo esos años que tejía con mi madre que aquellas prendas que ya no usábamos, por las razones que fueran, las deshacíamos y volvíamos a tejerlas. No guardabamos las etiquetas, y no había internet, así que difícil saber si eran de lana o acrílico, el grosor.. y demás detalles.

Ahora lo tenemos más fácil, pero si no has guardado la etiqueta con la calidad de hilo que es, no podrás buscar en la red de que material se trata.


¿Sueles guardar las etiquetas?

¿Apuntas los datos del material con el que trabajas?



Fotos cortesía de Lucía.

6 comentarios:

  1. bueníiiiiiiiiiiiiiiiisimo Azu
    enhorabuena
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen... muchas gracias por tus palabras!!!! Un beso..

      Eliminar
  2. Que interesante!. Yo que soy un poco desastre, que hago las cosas y no las apunto y luego las olvido, ni se me había pasado por la cabeza guardar las etiquetas, me gusta tu sistema y viendo lo importante que es, lo tendré en cuenta para la próxima vez!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cecilia. La etiqueta es importante, si quieres volver a calcular los metros pero con otra calidad.. todo lo que se te ocurra, pero sobre todo es ver después todo ese trabajo. Saber que esta entrada te pueda ser útil es un gran aliciente!!! Pasa buen día.

      Eliminar
  3. Yo apunto las cosas en un cuaderno, principalmente con respecto a los manteles de Iglesia que como son tan grandes requieren de mucho cálculo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ema Rebeca, Pues tiene que ser una maravilla verlo!!! Tanto trabajo apuntado durante tiempo...
      Azucena.

      Eliminar